Apego, Crianza y Lactancia Materna

Como criar niños sanos y felices para que se trasformen en los mejores adultos posibles de la próxima generación, sin renunciar en el intento a su vida y desarrollo personal.....

19 julio 2005

  • Historia Personal: Método Canguro

  • Mi Relación con la Maternidad

    Un par de veces Graziana mi monitora de la liga de la lactancia materna me pidió que escribiera esta historia para que pueda servir de ejemplo para muchas madres, me comprometí pero recién hoy que mi hija Natalie tiene 2 años puedo comenzar este relato.

    El deseo de ser madre me vino con fuerza en el funeral de mi tía abuela paterna, ella moría sola sin hijos ni marido, yo me sentía la persona más cercana, de hecho era la única que la visitaba en el asilo de ancianos todas las semanas. Al ver caer su ataúd dentro de la tierra decidí con conciencia y con deseo ser madre. Se lo propuse a mi pololo, él aceptó y nos pusimos en campaña.

    Fui a un ginecólogo naturista para que me aconsejara en la preparación y me recetó: acido fólico, telas de algodón, jabón con ph neutro o 5, agua filtrada, comida especial (aceite crudo prensado en frío, disminuir colorantes, aluminio, frituras, grasas, comer verduras surtidas, etc.). Natalie tendría todo lo necesario para ser acogida en un ambiente sano, dispuesto lo mejor posible para ella. Pasó un mes y medio desde que dejé las pastillas y en el día 14 del ciclo menstrual quedé embarazada.

    No supe de mi embarazo por que ese mes menstrué igual, aunque me sentía algo extraña, el día 15 renuncié a un trabajo muy estresante (una de las cuatro actividades que realizaba), andaba muy sensible, con ganas de comer cosas que nunca antes me habían apetecido, por primera vez me mareé en un viaje en auto y la menstruación era muy larga casi 10 días sangrado a gotitas. Así que, recomendada por una amiga, me hice un test de embarazo en la farmacia y luego examen de sangre de embarazo y todos los exámenes que le piden a las embarazadas con un solo pinchazo por que soy muy cobarde. Con resultados positivos que anunciaban entre 7 y 12 semanas de gestación partí volando al doctor por el sangramiento.

    Sangramiento que duró hasta el quinto mes de embarazo, con hemorragias mes por medio, estuve cuatro meses en cama, estoicamente paralizada, tratando de ni siquiera perder la conciencia en el sueño para no contraer mi útero, luchando por evitar darme de cabezazos contra las paredes. Mi cuerpo estaba inmovilizado luego de parecer un correcaminos. Mi padre ofreció poner un colchón en el living de su casa para mí y no tener que subir escaleras, así me cuidaba mi madre todo el tiempo.

    Natalie por mientras se me aparecía en sueños, a los dos meses y medio supe que sería niña. Mi hija dentro mí estaba sana, viva y para mí ella está por sobre todas las cosas, a pesar de los varios médicos que consulté, que decían: “…es la naturaleza, sobreviven los que vienen bien, es un aborto, cuanto lo siento, no sacas nada con estar en cama, es una pérdida de tiempo, tal vez puede ayudar el reposo pero no te hagas ilusiones, es un caso perdido, siempre ocurre en los primeros meses, no vale la pena el esfuerzo…”, incluso la última vez que supe del doctor naturista al que acudí para prepararme fue una vez que tuve mucho sangramiento hablé con su secretaria de mi urgencia y nunca devolvió el llamado. Estuve expuesta a muchas ecografías para no enloquecer y mantenerme fuerte. Un doctor de apellido Britto coincidió conmigo en el diagnostico y eso me serenó, estudié mucho acerca de qué era lo que sucedía conmigo. Hasta que me recomendaron al doctor Alcalde que se preocupo de aumentar mi optimismo, de fortalecer mi empeño, de evaluar la situación global, de estar siempre dispuesto, coincidió con mi diagnóstico y me dijo que al quinto mes tendría mi veranito de San Juan, lo que sucedió tal cual.

    Me reincorporé al trabajo, anduve luciendo mi guata, tomé acompañada por mi madre un curso de parto natural sin dolor… mi pololo no estaba en Chile… a las 32 semanas y 4 días tuve un sueño: “estaba con Natalie casi recién nacida a la orilla de un río, bañándola y de repente se me escapa de las manos, la buscó en el agua y sin encontrarla me despierto asustada”, al día siguiente a la 1:30 me despierto para ir al baño y me sale agua por la vagina, desde ese momento no dejo de respirar concientemente todo el tiempo, manteniéndome relajada y centrada en el presente comienzo a analizar cada situación a seguir. Primero busco entre el material de mi curso de parto para revisar si lo que me sucedía era parte del proceso normal, como no lo era llamé a mi matrona la cual tranquilamente me ofrece juntarnos en la clínica en una hora más, llamó a mi mamá para que me venga a buscar y me llevé, le pido a la joven que me acompañaba por las noches que prepare mi bolso y espero en cama…

    En la clínica luego de conversar con todos los profesionales involucrados, analizar el mejor procedimiento a seguir y de observar en un doppler que Natalie sufría presión intracraneana con las contracciones indoloras para mí. Decidimos operar (yo siempre había dicho que prefería morir a tener que operarme alguna vez), pensé en ese momento en el sueño y lo interpreté como un anuncio de que ella se me podía ir en el agua que salía de mí. Llamé a mi doctor por que era con el único que me había controlado, vino de su clínica urgentemente, todo estaba muy alborotado, el único médico para ser ayudante de mi doctor era sincrónicamente el doctor Britto. En la sala de cesárea habían como veinte personas queriendo ver como una eminencia trabajaba y asustados por como vendría Natalie.

    Natalie vino con apgar 8 – 9 en muy buenas condiciones, recibida con júbilo por los presentes, recibió por lo menos un regalo diario hasta los dos meses de nacida, despierta todos los días con una sonrisa en sus labios. Agradezco día a día a mis padres por darme la vida y la posibilidad de ser la madre de tan hermosa persona.

    Pero bueno me escapo del tema, Natalie al nacer pasó directamente a una incubadora por distintas razones dadas por los médicos, una tras otra: no succionaba lo suficiente como para mamar, hacía apneas, tuvo ictericia del prematuro y no regulaba temperatura. Mi hija nació a las 17:14 horas y su padre llego a verla a las 03:00 horas a la U.C.I. siendo recibido por un matrón que le dijo de buenas a primeras que su hija tenía daño cerebral, diagnóstico falso por supuesto pero extremadamente dañino para la relación vincular padre – hija. Natalie sí tuvo eco densidades cerebrales pero producto de su inmadurez las cuales desaparecieron con su normal desarrollo, nunca tuvo tal daño cerebral.

    Con el papá de Natalie decidimos sacarla lo antes posible de la clínica, veíamos como dañaban a mi hija con sus falsos diagnósticos, con su falta de seguridad en las capacidades de ella al verla tan chica y por el posible contagio con otros pacientes enfermos por ejemplo con meningitis. Así comenzamos una tarea difícil y agotadora, por un lado los médicos trataban de convencernos o asustarnos con que Natalie podría hasta morir si la sacábamos de la clínica y por otro lado yo tenía que demostrar el ser una buena madre y manejarme bien como tal, siendo reprobada de ante mano por hecho de llevarme a mi hija a casa, sin que pesara los dos kilos necesarios para el alta.

    Con todo logramos que nos entregaran a Natalie luego de que pasara tres días en cuna sin problemas y de que nosotros como padres firmáramos un papel que decía que la llevábamos bajo nuestra responsabilidad.

    Y de ahí en adelante todo muy bien, estuve con mi hija encima mío a lo “canguro” por quince días hasta que subió a dos kilos, nadie entraba a la pieza en donde estábamos, salvo contadas ocasiones con mascarilla. Su padre estuvo una semana para volver a irse de viaje y en la casa de mi madre yo cuidaba a mi hija, mientras mi madre y mi abuela me cuidaban a mí.

    Natalie tenía que hacer mucho esfuerzo al principio para mamar, entonces le daba medio tiempo de pecho y medio tiempo mi leche en mamadera, hasta que estuvo lo suficientemente fuerte, mamo hasta el año dos meses, y sola, cuando se asomaron todos sus dientes ya no quiso mamar más.
    Claudia Monsalve





    10 julio 2005

  • Consejos para perfeccionistas
  • En La Tercera del sabado aparece :Los trastornos que sufren los niños perfeccionistas

    Buscando el equilibrio

    Algunas estrategias útiles para evitar la presión en un niño considerado el mejor en todo son:

    Utilice el sentido del humor para enfrentar sus propios defectos ante el niño. Ríase de sus errores cuando pueda hacerlo.

    Muestre que es capaz de perdonar cuando otros cometen errores.

    Redefina la palabra error. Enséñele que más que una falla, son una prueba de que estamos aprendiendo.

    Discuta con el niño los beneficios y lecciones obtenidas a partir de un error, para demostrarle que se puede sacar provecho.

    Hágale ver cuando haga comentarios negativos sobre sí mismo si algo no le resulta. Enséñele a pensar positivamente.

    Ayúdelo a controlar su temor ante el fracaso. Demuéstrele que no sacar siete no significa que haya sacado un rojo.

    Fuente: National Association of School Psychologists (EE.UU).

    04 julio 2005

  • Ritalin y déficit atencional con hiperactividad (SDAH)
  • En el Mercurio aparecieron tres articulos interesantes sobre el tema de niños hiperactivos, con deficit atencional y el uso del famaco ritalin........


    El déficit atencional afecta de 3 a 4 niños por cada niña. Quienes lo presentan se distraen fácilmente y les cuesta terminar lo que empiezan.
    Consultas "express" y la presión de padres y profesores hacen que en Chile exista mucha sobremedicación para el SDAH.

    02 julio 2005

  • Las madres Alfa
  • Nueva tendencia arrasa en Estados Unidos
    "Madres alfa" crían hijos perfectos
    Las Ultimas Noticias

    Me pareció interesante........"
    Sólo podía ocurrir en un país tan pragmático como Estados Unidos y la tendencia ya tiene nombre y apellido: las "madres alfa" y representan a un nuevo modelo de mujer de buen nivel económico y alta educación. Pero estas nuevas progenitoras son obsesivas y demandantes, y su única meta es criar al hijo perfecto.

    Para ellas, ser madres es como sacar un doctorado, y el fracaso no es una opción. "

    01 julio 2005

  • Reflexiones sobre la duración de la Lactancia Materna
  • La Lactancia Materna sin lugar a duda es buena y sana para el recién nacido y todo el nucleo familiar.
    La pregunta es hasta cuando..........?
    Los primeros 6 meses hay consenso que es indispensable, luego la guagua empieza a consumir otros alimentos y se empieza a cuestionar la conveniencia de proseguir con la lactancia.
    Algunos piensas que debiera ser hasta los 9 meses, porque son 9 meses de gestación in utero y otros 9 fuera del utero.
    Otros opinan que debiera ser hasta el año, porque al año el niño se puede sentar solo, tiene sus primeros dientes de leche y ya está empezando a caminar solo, es definitivamente un ser más autonomo.
    Sin embargo, cuando llegas al año de lactancia por lo general descubres que tu hijo no tiene en absoluto la intención de destetarse a pesar de que come y prueba de todo y explora el mundo a sus anchas, le encanta volver al pecho de la mamá, se siente seguro y sigue beneficiandose de tus anticuerpos. Otros creen que debieras continuar hasta los 2 años......3 años.....4 años tal vez!
    También es cierto que pasa a ser a veces un poco incomodo amamantar en público a un niño ya mayorcito, que en plena lactancia se distrae y te deja con el pezón al aire al más minimo estimulo externo.
    Pero el pecho sigue siendo practico y beneficioso, alimenta, cura, calma, consuela a tu hijo a todo evento.
    ¿Como saber cuando llegó el momento de terminar el destete (que siempre es un proceso) que empezó cuando dejó lactancia exclusiva y empezó a injerir otros liquidos y alimentos?
    La intuición es la única fuente de sabiduria femenina interior..... que te dice cuando tu hijo está listo para empezar el despegue de ti.....para saber cuando tu estás lista para soltarlo. No le preguntes a nadie, mirate tu a conciencia y preguntate si aun disfrutas dando de amamantar.......tu hijo siempre estará listo (despues del año de vida) para emprender este tremendo primer paso hacia su autonomía cuando tu lo invites, se lo plantees y expliques, aunque no te hable igual te entenderá.

  • Las 101 razones para Amamantar (El Mercurio)
  • El Mercurio en su suplemento Punto Mujer publicó las 101 razones para Amamantar

    Ventajas tiene de sobra para la madre y el hijo. Así lo demuestran miles de estudios e investigaciones científicas de todo el mundo. De ahí que organizaciones como Unicef y OMS promuevan la leche materna como el mejor alimento para las guaguas.

    01 Los hijos amamantados son en general más saludables.

    02 La leche materna favorece a que ellos creen defensas. Les aporta anticuerpos para la defensa contra infecciones, y las reducen en número y severidad. Por ejemplo, una mamá que ha tenido varicela traspasa sus defensas a la guagua.

    03 Aporta la nutrición óptima para la especie humana. Todos los ingredientes están en la proporción y en la cantidad adecuadas para el ser humano.

    04 Siempre lista, no necesita prepararse ni calentarse.

    05 Proporciona al niño mayor seguridad, mejores mecanismos de adaptación al medio ambiente y manejo de su parte emocional futura.

    06 Tiene más colesterol que otras leches, requerimiento especial del recién nacido, quien aún no tiene totalmente desarrollado su sistema nervioso y necesita de ese aporte extra para terminar de formarlo.

    07 Amamantar satisface las necesidades emocionales del bebé. Tanto así, que estudios demuestran que prematuros alimentados con leche materna tienen más posibilidades de sobrevivir.

    08 Garantiza la curva adecuada de peso.

    09 Puede prevenir la enfermedad de Crohn.

    10 Se ha visto que las guaguas alimentadas con fórmula tienen mayor tendencia a la obesidad.

    11 El amamantar mejora la efectividad de las vacunas.

    12 Ayuda a la mamá a sentirse reafirmada en su maternidad.

    13 Es más digerible. Contiene enzimas especiales que le ayudan a la guagua a absorber y digerir los nutrientes de la leche antes de que pueda producir estas enzimas por sí mismo.

    14 La Unicef es partidaria del amamantamiento, incluso hasta los dos años de edad.

    15 Favorece el vínculo madre-hijo. Mediante él, ambos se enlazan y encariñan. Asegura la interacción y el contacto frecuente entre ellos. Se produce un apego sicológico que hace que la mamá maneje mejor a su hijo y él aprenda a reconocer los signos de ella.

    16 El INTA, de Chile, recomienda la leche materna como el mejor alimento para los bebés.

    17 Es mucho menor el maltrato infantil en niños que han tenido lactancia prolongada.

    18 Tienen menos problemas de sueño y de irritabilidad.

    19 Cuando el padre se incorpora a la lactancia y participa también estrecha el vínculo con su guagua.

    20 Es una leche que va cambiando a través de los meses y se adecua a las necesidades de cada guagua en particular. Así, una misma madre puede producir con un hijo una leche con cierta composición y con otro, una diferente. Por eso las mamás de prematuros fabrican una especial para ellos.

    21 La hipertensión arterial es menor en adultos que fueron amamantados de niños.

    22 Dar pecho reduce el riesgo de cáncer de mama antes de la menopausia.

    23 Favorece la remineralización ósea, lo que produciría menos osteoporosis en la menopausia.

    24 Reduce la incidencia de cáncer de ovarios.

    25 Ayuda a que la guagua se deshaga del miconio (residuo que bota al nacer) lo antes posible.

    26 La Academia Americana de Pediatría la recomienda como la mejor manera de alimentación para todos los bebés, incluyendo prematuros y enfermos.

    27 Numerosos estudios demuestran que las diarreas son más comunes en los niños alimentados por fórmula.

    28 Los que son amamantados tienen menos enfermedades respiratorias.

    29 La succión del pecho ayuda a que el útero se retraiga más rápido después del parto.

    30 Previene las hemorragias posparto en la madre.

    31 Amamantar protege de muerte súbita. Las guaguas amamantadas tienen cinco veces menos riesgo de fallecer a causa de este sindrome.

    32 Componentes únicos de la leche materna ayudan al mejor desarrollo del coeficiente intelectual.

    33 La lactancia materna es promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    34 La leche materna reduce el riesgo de la diabetes juvenil insulino-dependiente.

    35 Favorece la disminución de las dosis de insulina requeridas en madres diabéticas.

    36 Reduce las manifestaciones alérgicas, como rinitis y dermatitis.

    37 Disminuye el riesgo de que los bebés sufran de asma. Se ha visto incluso en los que vienen genéticamente predispuestos a ella, que durante los primeros cinco años de vida los episodios no aparecen o son menos severos.

    38 Es protectora de la enfermedad celíaca (alergia a los farináceos), o ayuda a que se manifieste tardíamente.

    39 Defiende a las guaguas de la meningitis bacteriana.

    40 Siempre tiene las proporciones adecuadas de grasas, carbohidratos y proteínas.

    41 Nunca ha sido devuelta a la fábrica...

    42 Es gratis. En Estados Unidos, por ejemplo, ahorra casi 2.000 dólares por año a cada familia.

    43 Amamantar reduce infecciones causadas por bacterias y, por lo tanto, las visitas al doctor, con ahorro de dinero.

    44 Reduce la intensidad de los cólicos, produciendo menor estitiquez. Cuando los tienen y toman leche se genera un movimiento intestinal que alivia.

    45 Es un analgésico natural. Sus endorfinas ayudan a combatir el dolor. Si una guagua llora, generalmente el mejor remedio es colocarla al pecho.

    46 Amamantar ayuda a que la madre baje de peso, ya que se gastan 500 a 700 calorías diarias en ello. Por eso muchas, ya a los seis meses, han recuperado su figura preparto.

    47 La leche materna reduce la constipación de los bebés.

    48 Reduce el reflujo gastrointestinal.

    49 Protege del virus sincicial respiratorio.

    50 Ayuda a estabilizar el progreso de la endometriosis maternal.
    51 No dar pecho aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio.

    52 Las que maman tienen menos infecciones a los oídos durante su primer año de vida.

    53 Dar pecho es más fácil que preparar mamadera. No hay que mezclar, refrigerar, lavar ni esterilizar.

    54 Un estudio de la Universidad de Minnesota arrojó que los bebés que han sido amamantados por lo menos un mes tienen 21 por ciento menos de posibilidades de contraer leucemia.

    55 Disminuye las posibilidades de artiritis reumatoide juvenil.

    56 Disminuye en los niños la posibilidad de contraer la enfermedad de Hodgkins, un tipo de cáncer linfático.

    57 Protege de los defectos en la visión, ya que es una rica fuente de vitamina A.

    58 La leche de vaca es un irritante intestinal, puede causar pérdidas de fierro y - por lo tanto- anemia.

    59 Tomar fórmula podría contribuir a episodios de apneas y bradicardia, ya que la succión de la mamadera puede producir saturación de oxígeno.

    60 Tomar pecho acarrea menos posibilidades de colitis ulcerosa.

    61 Protege de la bacteria hemophilus influenza.

    62 Se tienen menos posibilidades de enterocolitis, enfermedad que afecta mayormente a los prematuros.

    63 La lactancia exclusiva es un método anticonceptivo natural, mientras no haya regresado la menstruación.

    64 Que las madres amamanten es un ahorro para los gobiernos que reparten gratuitamente leche en polvo en los consultorios.

    65 La leche materna siempre está a la temperatura correcta y no hay riesgo de que los bebés se quemen la boca.

    66 Es un tranquilizante natural para la guagua cuando está mañosa o nerviosa.

    67 El amamantar también actúa como tranquilizante natural para la mamá. La ocitocina, hormona de la leche materna, produce laxitud.

    68 Tiene mejor sabor. Se comprueba en la época del destete, donde suele ocurrir que las guaguas no quieren tomar mamadera.

    69 Las que amamantan gastan menos tiempo y dinero en visitas al médico, ya que sus guaguas tienen mejor salud. Un estudio norteamericano determinó que ahorran unos 1.400 dólares al año.

    70 Amamantar es ecológico, ya que los gases eliminados por las vacas (metano) contaminan el aire. Además, el plástico de algunas mamaderas o la silicona de los chupetes son materiales no reciclables.

    71 La de vaca está diseñada para los terneros, no para los niños.

    72 La de la madre es un alimento perfecto para guaguas con problemas intestinales o respiratorios. También produce menos flema.

    73 Amamantar brinda más horas de sueño para la mamá. No tiene que levantarse a las dos de la mañana a preparar la mamadera, que es un proceso más demoroso que colocarla al pecho.

    74 También son más horas de sueño para el papá, que no tiene que tranquilizar a una guagua que llora mientras la madre prepara el biberón.

    75 No hay que comprar todo el equipamiento que se necesita al dar leche artificial: biberones, portamedidas de leche, calienta-mamaderas, esterilizador, chupetes para recambiar, termo...

    76 La materna está siempre estéril. No corre peligro de contaminación.

    77 Pecho se puede dar en cualquier lugar y a cualquier hora, sin implementos extras, aparte de la mamá.

    78 No hay que preocuparse de cuál marca de leche es mejor, cuál es más fortificada o cuál tiene su fórmula enriquecida. La materna cuenta con todas las hormonas, enzimas, inmunoglobulina y los componentes que hasta ahora no han podido ser copiados artificialmente.

    79 Succionar el pecho es bueno para el desarrollo de los dientes y la mandíbula del bebé.

    80 Las guaguas amamantadas tendrán menos caries.

    81 Amamantar ahorra los costosos tratamientos ortodóncicos, pues succionar del pecho no deforma el paladar.

    82 La lactancia materna favorece el mejor desarrollo del lenguaje.

    83 Los bebés amamantados tienen menos posibilidades de desarrollar eccema en la piel.

    84 Y sí tienen la posibilidad de contar con una piel más bonita, sin alergia.

    85 A la leche materna no se le agregan hormonas sintéticas. No se puede decir lo mismo de la leche de algunas vacas.

    86 Los amamantados tienen menos posibilidades de hernia inguinal, porque la materna contiene gonadotrofina, hormona relacionada con la maduración de la función testicular.

    87 Algunos estudios demuestran que las amamantadas tienen un mejor desarrollo sicomotor y social.

    88 La leche materna les reduce el riesgo de contraer infecciones urinarias.

    89 Succionar optimiza la coordinación mano-ojo.

    90 Protege a la madre de anemia, pues no menstrua durante varios meses.

    91 La mamá ahorra durante un año o más en gastos de implementos para la menstruación.

    92 La leche materna ayuda a combatir las infecciones oculares, debido a sus propiedades antibióticas.

    93 Las guaguas amamantadas tienen un olor fantástico.

    94 Mudarlas a ellas es más agradable que a las alimentadas con fórmula, porque sus pañales huelen mejor.

    95 Durante el período de lactancia exclusiva el hijo no necesita nada más aparte de la leche materna. Ni siquiera agua.

    96 Dar pecho es algo propio de toda mujer, y casi todas tienen la capacidad de amamantar. Es un mito que hay algunas que no son buenas productoras de leche. Todo depende de su disposición sicológica, porque se ha visto que mamás adoptivas han logrado hacerlo. De ahí que sí es posible estimular la lactancia.

    97 No es dolorosa. Es verdad que al principio pueden producirse algunas molestias, sin embargo, duran un par de días, y existen técnicas para no dañar los pechos. Además, el pezón tiene una serie de glándulas que lubrican la piel y la leche materna, propiedades cicatrizantes.

    98 No hay nada mejor para una madre que ver a su guagua sana y pensar que es gracias a ella, pues la alimenta de su propio cuerpo.

    99 La lactancia no tiene por qué quitarle su libertad, pues hay técnicas e implementos para sacarse leche y guardarla.

    100 Amamantar disminuye la depresión posparto. Ponerse la guagua al pecho inmediatamente de haber nacido previene este trastorno.

    101 ¡Y es para lo que fueron diseñados los pechos!